HOMEBLOGSUniversalidad + Igualdad = Mediocridad
30 October 2008

Universalidad + Igualdad = Mediocridad

Written by 

En el avion entre New York y Madrid he leido un estudio de la Fundacio Jaume Bofill sobre "segregacion" en la educacion. Indignado por la deplorable calidad del estudio y por las peligrosas recomendaciones que hace, he escrito el siguiente articulo que, una vez revisado, enviare a La Vanguardia. Por lo tanto, haremos un saludable descanso del tema crisis...

Nota: el articulo tiene 6690 caracteres y la version final debera tener 5500. Hay que recortar...

=======

Universalidad + Igualdad = Mediocridad


¿Qué tienen en común los indígenas de Uganda, un decano de Harvard y la Fundación Jaume Bofill? Pues que los tres cometen errores estadísticos elementales.

En 1982 hubo un brote de ébola en Uganda. La Organización Mundial de la Salud envió médicos para tratar a los indígenas. A las pocas semanas, éstos vieron que los pueblos en los que había más doctores, había más gente que moría y dedujeron que los doctores traían la enfermedad y… los asesinaron.

En 1988 el decano de la facultad de educación de Harvard se dio cuenta de que los estudiantes admitidos que habían ido a clases particulares de SAT (unos exámenes de entrada parecidos a la selectividad), tenían peores notas que los que no habían tenido tutores privados. Concluyó de que las clases privadas eran perjudiciales y recomendó que no se utilizaran.

En 2008, la fundació Jaume Bofill ha publicado un estudio en el que calcula que las notas medias de las escuelas que segregan a los niños (es decir, las que separan a los niños que mejor siguen las clases de los que las siguen con más dificultad) son peores que las notas medias de las que no segregan. La fundació recomienda que se impida la segregación.

Estos tres ejemplos tienen en común que cometen un error estadístico elemental: interpretan una correlación como una causalidad. Los doctores en Uganda no fueron repartidos aleatoriamente entre los distintos pueblos sino que se asignaron más doctores a los pueblos donde había más problemas. No eran los doctores los que causaban la infección, era la infección la que causaba la aparición de doctores. Los estudiantes de Harvard no utilizaban las clases particulares de forma aleatoria: los que tenían más dificultades tendían a utilizar más clases privadas. El hecho de que al final obtuvieran peores notas no indica que las clases eran inútiles sino que refleja el hecho de que tenían más dificultades.
Y las escuelas que segregan en Catalunya no son aleatorias: las que deciden segregar es porque tienen mayores problemas de adaptación, integración y educación de una parte importante de los estudiantes. No es de extrañar que, al final, obtengan peores notas medias. Es más, los programas y el nivel de exigencia se ajusta a la política de segregación: para que los niños menos avanzados puedan seguir, los centros no segregados rebajan el nivel lo que hace que los niños con más talento saquen mejores notas en las escuelas no segregadas que en las segregadas. En la misma línea, el estudio comete un error todavía más extravagante al decir que… (por favor no se rían): las escuelas donde se obliga a los niños a repetir !tienen peores notas! ¡Y qué esperaban!

Muy a menudo los errores estadísticos no tienen consecuencias prácticas. En los tres casos mencionados, sin embargo, los efectos son o pueden ser trágicos: Los doctores de Uganda fueron asesinados, muchos estudiantes americanos dejaron de estudiar los SATs por lo que su acceso a la universidad empeoró y, si se hace caso de las conclusiones y recomendaciones del estudio de la Bofill, la educación y la competitividad catalanas corren un serio peligro.

El estudio de la Bofill no puede y no debe ser utilizado para saber si la segregación funciona porque no da ningún tipo de información útil que permita decidir si la segregación funciona. Para saber si funciona, lo que se debería hacer un estudio serio donde una muestra aleatoria de escuelas segreguen a los estudiantes y que compare las distribuciones de notas de los dos tipos de escuelas. Es importante que la selección sea aleatoria, porque si se deja a los directores que elijan, lo que va a pasar es que las escuelas con más problemas van a escoger segregar más y eso va a sesgar los resultados.
Además el estudio debería entender que lo que importa son todas las notas y no solo las medias. La no segregación tiene dos efectos potenciales: por un lado, mejora el rendimiento de los mediocres (porque están en contacto con los más listos) y, por otro, empeora el de los listos (porque se ven obligados a bajar el nivel para que los menos talentosos sean capaces de seguir el ritmo). Si la nota media de las escuelas segregadas fuera menor (cosa que dudo), eso querría decir que la mejoría experimentada por de los estudiantes malos es mayor que el deterioro vivido por los buenos. Si a uno sólo le preocupan los malos (como parece ser el caso de la Bofill), entonces uno aplaude el progreso de los mediocres e ignora olímpicamente el perjuicio causado a los estudiantes de más talento. Pero, ignorar a los estudiantes de más talento no tiene ningún sentido. Primero, porque es injusto. De hecho, es injusto con los con los estudiantes talentosos más pobres. Los niños ricos con talento ya se van a la privada donde se les permite progresar e ir al ritmo que más les convienes. Pero los estudiantes pobres que van a una escuela pública que les obliga a ralentizar su ritmo y les impide, de hecho, competir con los niños de talento ricos. Es curioso: una vez más, la izquierda que dice defender a los pobres acaba creando un sistema que perjudica a… ¡los pobres!

Segundo, porque esa nefasta política igualitarista puede tener consecuencias negativas sobre la competitividad y el progreso a largo plazo. ¿Cuántas veces hemos oído a las autoridades decir que España debe innovar e investigar? Yo estoy de acuerdo: España no saldrá del pozo económico sin innovar. Pero, ¿quién creen los señores ministros que va a ser el estudiante que, al final del ciclo educativo, va a innovar o investigar, el estudiante medio o el estudiante de más talento de la clase? Respuesta obvia. Pues si a ese estudiante de más talento se le impide desarrollar todo su potencial intelectual porque se le obliga a seguir el ritmo de los más lentos, ¿qué calidad investigadora piensan los ministros va a tener España? Si los señores ministros quieren tener científicos de calidad internacional (cosa que es deseable, sin duda), debemos permitir a los mejores niños que, de bien pequeñitos, tengan acceso a conocimientos más avanzados, clases más difíciles que reten las fronteras de su intelecto y tecnologías superiores que las de sus colegas más lentos. ¿No ponemos a nuestros mejores deportistas en centros (segregados) de alto rendimiento? ¿Pues por qué hacemos lo mismo con nuestros mejores estudiantes? ¿No será que, en el fondo, nuestros queridos ministros piensan que la ciencia y la innovación no son tan importantes como el deporte?

Sí. Ya sé que el problema no es de fácil solución porque está arraigado en el cerebro de los políticos progresistas que persiguen (y nos obligan a todos a perseguir) dos objetivos contradictorios: igualdad y universalidad en la educación. La única manera de conseguir que todos los niños tengan educación secundaria o universitaria y que todos sean iguales, es impedir que los buenos sobresalgan y obligarlos a convergir a la mediocridad. Puesto en términos matemáticos que todos los estudiantes, buenos y malos, pueden entender: Universalidad+Igualdad=Mediocridad.

Read 3219 times
Rate this item
(4 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner